Artículos Recientes

Buscar
  • Janeth Vargas V.

¿Y si fueras una emoción, cuál serías?


La dinámica de la vida nos mantiene en estado de alerta permanente, detonando y desactivando emociones asociadas a aquello que es inaceptable o incoherente dentro de los patrones de comportamiento donde tenemos codificado el gran diccionario de nuestro "deber ser", lo que se sale de allí es detonante emocional.


Vivimos en el plano de las emociones y son estas las que nos mantienen víctimas del sufrimiento, ya que es probable que mucho de lo que tenemos, somos, queremos no sea coherente con nuestro deber ser.


En un universo de emociones, ¿ Cuáles son las tuyas ?

Reflexiona por un momento

  • ¿Cual fue la emoción que predominó en ti hoy? rabia, miedo, tristeza, angustia, depresión, intolerancia, ansiedad, existen muchas, selecciona una.

  • Ahora piensa en esta semana y escoge tres emociones que marcaron el resultado de estos días.

  • Piensa en el ultimo mes y encuentra la emoción que caracterizo tu comportamiento.

  • Haz lo mismo con este año, ¿Cuál fue la emoción que predominó?.

  • Te gusta la emoción con la que te has identificado en este momento de tu vida?

  • Si tu respuesta es si, eres una afortunada(o)!

  • Si tu respuesta es no, tomate unos minutos, respira profundo, obsérvate y recuerda qué detona tu emoción predominante.

  • Reflexiona si el detonante es justificado y por favor responde las siguientes preguntas de la manera mas franca posible contigo misma(o): ¿Ha valido la pena activar esa emoción cada vez que el detonante se encendió?, ¿Tienes claro el origen de tu emoción predominante?, ¿Mantener esa emoción te ha llevado a resolver tus inconformidades?.

  • Ahora respira profundo, ignora los dictámenes de tu mente y desde tu corazón responde, si tu combustible se llama energía vital, califica de uno a diez, ¿Cuanto combustible gastas cada vez que la emoción con la que te has venido identificando sale a flote?.

  • No importa las respuestas, solo toma acción decidida sobre ellas, es probable que descubras que nada de lo que te activa es realmente importante, por que todo en general, tiene solución, puede que no sea la que este en tu diccionario del "deber ser", pero es allí donde debes abrirte a todo un universo de posibilidades que además te permitan demostrarte que tus razones no son siempre la solución.

La energía vital en la fuente mas pura para mantener nuestra mente clara y nuestro cuerpo en equilibrio. Sin darnos cuenta vivimos inmersos en un mar de emociones, desperdiciando energía de manera innecesaria, la magia está en ser capaces de ser el observador y observado y con inteligencia administrar aquello por lo que nos dejamos llevar.


Somos una fuente vital de energía capaz de llevar los pensamientos y las emociones a lugares de paz que no hemos explorado. Parte de nuestra misión como seres humanos es permitirnos descubrir en nuestra inteligencia emocional la magia de vivir en paz con nosotros mismos y lograr proyectarlo al colectivo.

129 vistas

© 2020 Espiral Luminoso by Janeth Vargas V.